Curtiss A

Curt Almsted es un compositor talentoso con un gran sentido del humor, una voz adecuada aunque incolora y conexiones con todos los demás músicos locales de Minneapolis (excepto quizás Prince), muchos de los cuales tocaron en su primer álbum. Las pistas son rockeros energéticos en un nicho entre Marshall Crenshaw, Bruce Springsteen y George Thorogood, pero mucho más crudo y menos predecible.

Damage Is Done es un disco más maduro que se basa en fuentes como primal soul para estirar las habilidades en expansión de Almsted (sobre todo como cantante, ahora mostrando signos de Van Morrison y Willy DeVille también) y para mostrar mejor once canciones sentidas y bien dibujadas. La producción es generalmente bastante simpática, pero las baterías suenan como cajas de cartón distantes, y eso reduce significativamente el impacto del álbum. Todavía falta algo, tal vez una configuración más grandiosa, que mantiene a Almsted como un jugador de ligas menores, pero ciertamente tiene los medios para avanzar.

Almsted luego pasó por un mal momento, perdiendo al acompañante de larga data Bob Dunlap ante los Reemplazos, sufriendo una muerte en la familia y finalmente terminando en la cárcel por una carga de batería que involucra a una ex novia. Acumulando años de amargura sobre varias mujeres, Almsted vomita su dolor en Una letra Escarlata, con el guitarrista de NRBQ Al Anderson produciendo y encabezando la banda de acompañamiento. Misivas abiertamente emocionales como» I Wanna Make You Happy»,» Starting to Cry»,» I Can’t Call Mary Anymore «y el brillantemente titulado» (I Feel Just Like George Jones When He Was a) Heel to Tammy » reciben un tratamiento conmovedor de la apasionada voz de Almsted, que realmente se ha vuelto similar a la de DeVille. Fácilmente, su mejor disco, A Scarlet Letter, dedicado irónicamente a Ike Turner, evita la histeria por sentimientos profundos que se traducen en rock de raíces resonantes.

La primera banda de Almsted, Spooks, debutó en el 78 con un EP de 7 pulgadas de rock’n’roll extraño y punkish (incluyendo «Scum of the Earth», un tributo a Travis Bickle) que tiene poco (pero no ningún) parecido con su trabajo posterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.